_TC79552

Nesterowicz, entre Beethoven y Arnold

La violinista Rachel Barton Pine da cuerda a la ‘Fantasía escocesa’ de Bruch en el sexto concierto de abono de la temporada 2014-2015

_TC79552Vuelve a ponerse al frente de la Sinfónica de Tenerife su director artístico Michal Nesterowicz, tras sus debuts europeos con la la Orquesta Filarmónica de Múnich, la Orquesta Filarmónica de Tampere y la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo. Y lo hace con un programa en el que tres focos centran el interés: un homenaje a Escocia con obras de Arnold y Bruch, la participación de la violinista Rachel Barton Pine como solista invitada y la interpretación de la Sinfonía número 3, en mi bemol mayor, «Heroica» (opus 55) de Beethoven.

El concierto reanuda, el viernes 13 de marzo a las 20:30 horas en el Auditorio de Tenerife Adán Martín, la temporada de abono 2014-215, un curso de elevado nivel musical que, con un planteamiento inteligente, equilibrado y ameno, se reparte en casillas temáticas muy reveladoras hasta el próximo mes de junio. Combina los nombres de Ludwig van Beethoven (1770-1827), Max Bruch (1838-1920) y Malcolm Arnold (1921-2006), tres compositores a los que la batuta de Michal Nesterowicz ayudará a establecer lazos.

El director artístico de la Sinfónica de Tenerife afronta una de las obras más influyentes de Beetoven, la épica Heroica, una obra que rompió con los cánones de la sinfonía clásica marcando un hito en la historia de la música. Este nuevo ideal sinfónico no solo consagró su reputación de genio por toda Alemania y más tarde por el extranjero sino que lo situó entonces al mismo nivel de Haydn o Mozart. Dividida en cuatro actos y con una ejecución de 50 minutos, la Sinfonía número 3 muestra una una música abiertamente emotiva, de una energía colosal sin precedentes.

Rachel bartonEn la Fantasía escocesa, para violín y orquesta (opus 46), que se interpreta en la primera parte, nos encontramos a “una joven violinista con un talento enorme…” cuyo sonido es “rico y dominante” (The New York Times). Esta obra es idónea para que Rachel Barton Pine despliegue su don innato para la comunicación emocional combinada con una técnica impecable, un tono lustroso y su alegría contagiosa para hacer música. En ella, Max Bruch se sirve libremente de melodías folclóricas escocesas desarrolladas escrupulosamente para elaborar un bien planteado juego de temas.

El neoclacisismo de Arnold, considerado uno de los compositores británicos más importantes de la segunda mitad del siglo XX, abrirá el sexto programa de abono de la Sinfónica de Tenerife. Compuesta en 1957 para el Festival de Música Ligera de la BBC, Four Scottish Dances (opus 59) consta de cuatro bailes inspirados en las melodías y danzas escocesas cuyo gran atractivo melódico descansa en la fluidez y cromatismo con los que el compositor evoca la música popular de Escocia.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *