FOTO KULIBAEV 2

“Como solista clásico intento que mi conexión con el público sea igual de importante que mediante el resto de músicas”

El violinista Erzhan Kulibaev despliega su talento en un nuevo concierto de temporada de la Sinfónica de Tenerife

La generación de Erzhan Kulibaev (Kazakhstan, 1986) ha aportado grandes nombres al universo de la música clásica. Dados su talento y currículum, no se puede considerar a este instrumentista una promesa. Estudió en la Escuela Central de Música del Conservatorio Nacional de P. I. Tchaikovski de Moscú y desde 2004 es alumno del maestro Zakhar Bron en la Escuela Superior de Música Reina Sofía en Madrid. Formado también con Pierre Amoyal, el intérprete ha emprendido una exitosa carrera  impulsada por la concatenación de primeros premios internacionales que llegó a la cima al ser galardonado en 2011 con el título de laureado en el Decimocuarto Concurso Internacional de Henryk Wieniawski en Poznan.

“Los músicos debemos ser versátiles”, asevera el solista kazajo. En efecto, además de llevar sus interpretaciones a prestigiosos templos la música clásica en todo el mundo,  el violinista se ha apasionado por el tango, un género al que considera muy cercano al repertorio culto. Prueba de la gran versatilidad de Kulibaev será el concierto que interpretará junto a la Sinfónica de Tenerife a las órdenes del maestro James Feddeck el viernes 19 de febrero en el que abordará el Concierto para violín en Re menor de Aram Kachaturian.

Pregunta. ¿Qué sensaciones le gustaría despertar en el público asistente el viernes a Auditorio de Tenerife con el concierto de Kachaturian?
Respuesta. Me gustaría que el público sienta el amor de Kachaturian a su patria –Armenia. Esta música está llena de melodías y ritmos folclóricos. Se puede imaginar el carácter de la gente que vive en este país, son unas personas que aman la vida muchísimo y saben disfrutarla.

Los músicos debemos ser versátiles, no se trata de encasillarse haciendo solo un determinado tipo o estilo de música

P. La escritura de esta partitura permite al solista mostrar todas sus cualidades virtuosísticas. ¿Qué sonidos y tratamiento espera de la Sinfónica de Tenerife para lograr una buena interpretación?
R. Espero que la orquesta intente imaginar los timbres de los instrumentos nacionales y los imite, que los solos de instrumentos de viento se toquen con mucha fantasía.

P. ¿Cree usted que el uso que hace Kachaturian de elementos de inspiración popular y su inteligente manera de integrarlos en las formas cultas es la clave de que este concierto despierte tanta simpatía en la audiencia?
R. Sí, por supuesto. El hecho de usar estos elementos hace que este concierto sea tan único e inconfundible.

P. Su repertorio incluye conciertos de Chaikovski, Mendelssohn, Szymanowski, Lalo, Barber, Shostakóvich o Sibelius. ¿En qué trabajos le gustaría ahondar en el futuro?
R. Me gustaría tocar y ahondar en los conciertos de Berg y Bartók.

P. Teniendo en cuenta la situación de la música clásica en la actualidad, ¿cree que los solistas (y músicos en general) deben enfocar su carrera hacia la interpretación de diferentes géneros para lograr una comunicación y por consiguiente conexión mayor con el público?
R. Los músicos debemos ser versátiles, no se trata de encasillarse haciendo solo un determinado tipo o estilo de música. Pero a pesar de esto, yo como solista clásico trabajo e intento que –a través de la música clásica– mi comunicación y conexión con el público sea igual de importante que mediante el resto de músicas. El público debe poner en valor su calidad, dejar a un lado los prejuicios y disfrutar de lo que escucha, sin más.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *