Kari Kriikku

La Sinfónica de Tenerife propone diferentes formas musicales de aproximarse a la danza y al carnaval

La formación del Cabildo ofrece este jueves [día 8] obras de Dvořák, Brahms o Rimsky-Korsakov, y contará con Kari Kriikku como solista de clarinete

La Sinfónica de Tenerife dedicará su próximo concierto de temporada a diferentes formas musicales de aproximarse a la danza y al carnaval, con una selección de obras de Dvořák, Brahms, Rimsky-Korsakov, Shostakovich, Draskoczy, Moniuszko, Pansera, Abreu Lima, Borodin, Mesana, Al Sunbati y Strauss jr. El programa, que lleva por título Let’s Dance!, será conducido por el principal director invitado Daniel Raskin y contará en el clarinete solista con la intervención del finlandés Kari Kriikku. Tendrá lugar este jueves [8 de febrero], a las 19:30 horas, en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife Adán Martín. Las entradas se pueden adquirir en la taquilla de Auditorio de Tenerife, de 10:00 a 19:30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado; durante las 2 horas antes de la función; por teléfono en el 902 317 327; o por internet a través de www.sinfonicadetenerife.es y www.auditoriodetenerife.com.

Las obras dedicadas a la danza resultan evocadoras de historias, tradiciones y leyendas narradas desde melodías que viajan hacia lugares y tiempos remotos y cercanos. Tänze aus Korond de László Dras- kóczy (1940-), por ejemplo, toma como base temas populares de la cultura húngara en la que Kriikku mostrará su prestigio como solista. Con casi 100 años de diferencia, Johannes Brahms (1833-1897) compuso cuatro cuadernos de danzas húngaras, algunas de las cuales, como la nº 6, consta de versiones orquestales. De este autor se ha escogido también Nokh a glezl Vayn (Otra copa de vino), que acercará al público asistente a la música folklórica de Europa del Este.

Stanisław Moniuszko (1819-1872), influido por las teorías del nacionalismo, reflejó en la ópera Halka los bailes de origen polaco, mientras que a Dmitri Shostakovich (1906-1975) una historia inspirada en la Rusia revolucionaria le permitió reflejar el carácter irónico y colorista de Bolzen. Existen fragmentos que superan en popularidad a la obra. Y Las danzas polovsianas del Príncipe Igor (1890) de la ópera El Príncipe Ígor de Aleksandr Borodin (1833-1887) es una de ellas. Como pieza orquestal es brillante y eróticamente salvaje. Enérgica y colorida es el Capricho Español de Rimsky-Korsakov (1844-1908). Esta obra es fruto de su estancia de tes años en un buque escuela, durante la que recopiló los temas más populares de los países que visitó, en este caso la música española.

Este concierto, en el que convergen lo clásico y lo contemporáneo, incluye Dans of Joy de Roberto Pansera (1932-2005), una obra para clarinete y orquesta que resulta representativa de los atributos que identifican al compositor argentino. El talento de Kari Kriikku hará bailar al púbico con la festiva y vivaz Feira de Castro de Paulo Abreu de Lima. De la misma manera, la Sinfónica de Tenerife trazará una línea musical por el exotismo y misticismo que aportarán a esta cita los compositores egipcios Hani Mehanna (1947) con Mashaal y Riad Mohammed Al Sunbati (1906-1981) con Longa.

La formación del Cabildo celebrará la fiesta de la máscara con Carnaval Op. 92 de Antonín Dvořák (1841-1904), una obra desenfrenada y brillante, y la opereta Carnaval en Roma de Johann Strauss II (1825-1899), una descripción costumbrista a ritmo de vals.

Célebre por sus interpretaciones del repertorio clásico y romántico, Kari Kriiku se ha distinguido por su superlativa sensibilidad, su contagioso entusiasmo, y un convencido compromiso con la creación contemporánea. En la temporada 2016/17 del clarinetista Kari Kriikku, defensor de la música contemporánea, destacan su tercera actuación con la New York Philharmonic interpretando D’om Le Vrai Sens de Ka a Saariaho bajo la batuta de Esa-Pekka Salonen, actuaciones con RTE Orchestra Dublin/Sachio Fujioka, Swedish Radio Symphony con Susanna Mälki o Iceland Symphony/Anna-Maria Helsing.

Raskin nació en San Petersburgo, en cuyo célebre conservatorio estudió violín, viola y dirección de orquesta. Posteriormente, prosiguió sus estudios en Ámsterdam y Friburgo de Brisgovia. Animado a coger la batuta por el distinguido profesor Lev Savich, también recibió clases de Mariss Jansons, Neeme Järvi, Milan Horvat, Woldemar Nelson y Jorma Panula.

Como director invitado, está habitualmente al frente de la Orquesta Clásica Santa Cecilia de Madrid, Hong Kong Sinfonietta, Latvian National Symphony Orchestra, Mariinsky Orchestra, National Taiwan Symphony Orchestra, NFM Wroclaw Philharmonic, Orchestre National de Belgique, Orquesta Sinfónica Nacional de México, Osaka Philharmonic Orchestra, Slovenská Filharmónia, Stuttgarter Philharmoniker y la Orquestra Sinfônica de Winnipeg, en otras. Ha sido, a su vez, director titular de la Staatsorchester Rheinische Philharmonie de Coblenza y de la Arthur Rubinstein Philharmonic de Lódz.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *