Concierto de temporada nº14

Prokopenko recortada web

Director: Vassilis Christopoulos

Solista: Rouslana Prokopenko. Violonchelo

Obras:

  • Los esclavos felices, obertura de J.C. Arriaga.
  • Concierto para violonchelo y orquesta en cinco movimientos de W. Rosinskij.
  • Sinfonía no 41 en Do mayor «Júpiter», K 551 de W.A. Mozart.

Niño prodigio de libro (tocaba el violín a los 3 años y compuso un octeto a los doce y una obertura para orquesta a los doce), Arriaga se ha convertido en un mito de la composición española. De su ópera en dos actos Los esclavos felices (que contaba con el libreto del dramaturgo Luciano Francisco Comella), solo se conserva la obertura, aunque fue finalizada por el compositor. Escrita a los 13 años, resulta ligera y luminosa. Un primer tema de carácter italiano da paso a un segundo del gusto rossiniano con sus característicos crescendos para conducir hacia una divertida coda. Pese a su carácter eminentemente clásico, la obra ya aventura ciertos aspectos schubertianos en su expresividad.

En un primer golpe de vista, la primorosa pulcritud del manuscrito del Concierto para violonchelo de Wladimir Rosinskij expresa claridad de ideas y minuciosidad en su plasmación. La parte del solo revela una dualidad alternante entre serenidad y lucha; entre sentimiento y mecanicismo. La distribución de efectivos orquestales anuncia un buen equilibrio de los planos sonoros, si bien en una lid perpetua entre las fuerzas que los componen, y una tensión que, aún con altibajos, se mantiene creciente a lo largo de la obra.

En contraposición al tono trágico de la Sinfonía nº 40, Mozart optó por el optimismo y el triunfalismo en la Júpiter, denominada así por Peter Salomon, famoso violinista y empresario alemán residente en Londres. Su estructura en cuatro movimientos es puramente haydniana, con los movimientos extremos rápidos, el segundo lento y el tercero un minueto. Si bien dicha estructura es heredada del más puro clasicismo, musicalmente ya avanzaba la llegada de Beethoven.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *