Concierto de temporada nº9

Víctor pablorecortada

Director: Víctor Pablo Pérez

Obras:

  • Balcánicas de J. M. Ruiz.
  • Nicht zu schnell (arr. orq. C. Matthews) de G. Mahler.
  • Capricho español, op 34 de N. Rimsky-Korsakov.
  • El pájaro de fuego, Suite (1919) de I. Stravinsky.

Nicht zu schnell (no demasiado rápido) es la partitura más temprana que se conoce de Mahler, un cuarteto con piano en un único movimiento escrito en 1876. Una obra juvenil con aires schubertianos que escribió durante el primer curso de composición en el conservatorio con tan solo 16 años. Pese a su academicismo, ya contenía aspectos estéticos y musicales que anticipaban su particular estilo. La orquestación de la pieza corre a cargo de Colin Matthews.

De Rimsky-Korsakov se ha escogido Capricho español, compuesta el mismo año que su otra obra representativa, Scheherezade (1887). Esta pieza fue fruto de su estancia de tres años en un buque escuela, tiempo que aprovechó para recopilar temas populares de los países que visitó. “Los temas españoles, en aire de danza, me proporcionaron un precioso material para la realización de  multiformes efectos orquestales”, afirmaría el compositor más tarde.

El pájaro de fuego fue el resultado de un encargo de Serge Diaghilev y sus célebres Ballets Rusos. Claramente encuadrado en la tradición popular de Rimsky-Korsakov, que había sido maestro de Stravinsky, El pájaro de fuego era, no obstante, audazmente original y extremadamente colorido. Pese al éxito en su estreno parisiense del 25 de junio de 1910 (que tendría como consecuencia dos encargos más: Petrouchka y La consagración de la primavera), el compositor nunca se mostró contento con la obra, que consideraba demasiado larga e irregular. Por ello, en tres épocas diferentes (1911, 1919 y 1945) volvería sobre ella para extractar suites para concierto. De estas, la de 1919 es la más popular y la que se interpretará en este concierto.

Balcánicas, escrita en 1999, representa el primer acercamiento a la orquesta por parte de Juan Manuel Ruiz, cuyo material sonoro procede de su dúo para dos violines nº 1 titulado Oriente. Los sucesos acaecidos en Los Balcanes, generadores de la obra, causaron en el compositor un poderoso impacto emocional induciéndole a proyectar los tres movimientos que conforman la partitura un lenguaje tonal directo, comunicativo y sugerente, como reflexión personal hacia aquella situación beligerante.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page