Entradas

Conciertos

Sinfonica Cristo 2 (b)

XIV concierto extraordinario fiestas del Cristo de La Laguna

La composición del siglo XX será el hilo conductor del programa que dirigirá Víctor Pablo Pérez y que comienza con la obra de uno de los autores británicos más importantes y controvertidos de la segunda mitad de dicha centuria, Malcolm Arnold (1921-2006). Autor de una amplia y sólida producción, su música poseía una gran capacidad descriptiva y evocativa, especialmente en una primera etapa en la que escribió piezas llenas de color y sorprendente energía, demasiado enraizada en el romanticismo para ser tenida en consideración por los críticos y los movimientos de vanguardia. En la evocadora Obertura Peterloo, que compuso en homenaje a las víctimas mortales producidas en una masacre política en Irlanda en el siglo XIX, se obtiene una de sus más sofisticadas melodías, que es a su vez sometida a un asalto orquestal salvaje, simbolizando así la libertad bajo amenaza.

“Yo tengo más talento, pero él es mejor”, dijo Richard Strauss sobre Jean Sibelius (1865-1943), considerado uno de los sinfonistas más importantes del siglo XX junto a Mahler y Carl Nielsen. En su primera etapa compositiva, influido por Chaikovski, escribió obras de estilo romántico tardío y de tono ruso, llenas de fervor nacionalista, sin embargo, empezó a cambiar lentamente la visión que tenía de la música y desarrolló un lenguaje de gran originalidad, caracterizado por armonías lentas y distintivas, a veces pura orquestación. El poema sinfónico Finlandia es su composición más popular y fue escrito inicialmente como preludio a una serie de “cuadros históricos”. Su título inicial era Despertar de Finlandia y fue interpretada por primera vez en Helsinki, el 4 de noviembre de 1899. Al año siguiente, cuando la Orquesta Filarmónica de Helsinki fue invitada a tocar en el marco de la Exposición Universal de París, la obra adoptó su título definitivo. Se convirtió rápidamente en un segundo himno nacional y su autor comenzó a ser visto como un abanderado de las reivindicaciones patrióticas de Finlandia.

Si hubo un compositor que alcanzó el éxito en el siglo XX, ese fue George Gershwin (1898-1937), un verdadero artista de la fusión que se ganó el respeto de los maestros clásicos más exigentes. Su obra maestra fue su ópera Porgy and Bess, un drama musical de temática afroamericana del que se han hecho suites para orquesta. Su música es única en su género, ya que combina los elementos del jazz, el ragtime y del blues y refleja la atmósfera bonachona del Broadway de la posguerra.

El compositor español José Padilla (1889-1960) se dedicó, al igual que Gershwin, a la canción, género con el que obtuvo éxitos tan perdurables como La violetera, Princesita o Valencia (que pertenece a la zarzuela La bien amada). A lo largo de su trayectoria musical, que dejó un legado de 60 obras teatrales y varios cientos de canciones, compuso piezas para Josephine Baker, Maurice Chevalier y Mistinguette y sus viajes a Madrid, Barcelona, Buenos Aires, Roma o París lo convirtieron en un un autor de fama mundial. Los fragmentos sinfónicos de la Suite de Norga, obra inédita y póstuma de José Padilla, tuvieron su estreno absoluto el pasado mes de mayo a cargo de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM), con Víctor Pablo Pérez al frente, con motivo del  del 125 aniversario del nacimiento del artista almeriense.

El concierto finalizará con el compositor más popular de mediados del siglo XX, Dimitri Shostakovich (1906-1975), a pesar de haber sido una figura controvertida. Dejó un número de obras libres para orquesta que, si bien no tienen la importancia ni dimensiones de sus 15 sinfonías, han trascendido con cierta notoriedad. Compuso la Suite para orquesta variada (también conocida como Suite para orquesta de jazz nº 2, al igual que la que escribió en 1938 en tres movimientos para la recién fundada Orquesta Estatal de Jazz de Victor Knushevitsky) en 1956 y consta de ocho movimientos, de los que la Sinfónica de Tenerife interpretará una selección (Marsch (I) : Giocoso. Alla marcia, Lyrischer Walzer (V): Allegretto, Tanz I (II): Allegretto scherzando, Kleine Polka (IV): Allegretto y Walzer II (VII): Allegretto poco moderato).

*Primera vez por la orquesta